Vecino de mis adentros

Es curioso realizar un viaje contemplativo e inesperado dentro de tu ciudad natal, a menos de 100 metros del lugar donde resides. En mucha ocasiones me había ensimismado tratando de escalar mentalmente un muro alto y tosco cerca de la catedral de Tarragona. Detrás de esa pared infranqueable se encontraba el monasterio de las Carmelitas Descalzas. Allí habitaban unas 14 monjas de las que apenas conocía su existencia, ni su modo de vida apartado y dedicado al servicio a los pobres y a la oración. Unos cánticos que oí casualmente al pasar cerca del convento fueron el inicio del … continúa en

https://elpais.com/elpais/2019/10/01/album/1569939905_412569.html

6 OCT 2019 – El País Semanal

Lluc Queralt

Una inmersión en la vida interior del monasterio de las Carmelitas Descalzas de Tarragona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s