“Palomarcico”

“Espántame lo mucho que hace en este camino animarse a grandes cosas; aunque luego no tenga fuerzas el alma, da un vuelo y llega a mucho, aunque como avecita que tiene pelo malo cansa y queda. ” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 13, 2

” Era yo muy devota de la gloriosa Magdalena, y muy muchas veces pensaba en su conversión” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 9, 2

“A los que vendían PALOMAS: «Quitad esto de aquí. No hagáis de la Casa de mi Padre una casa de mercado.» ” Jn. 2, 16

“Supliquemos siempre nos haga mercedes, rendida el alma, … a los pies de Cristo la dan licencia, que procure no quitarse de allí, esté como quiera; imite a la  Magdalena , que de que esté fuerte, Dios la llevará al desierto. ” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 22, 12

“Todo concertado, fue el Señor servido que, día de San Bartolomé, tomaron hábito,…, quedó hecho nuestro monasterio del gloriosísimo padre nuestro San José, año de mil y quinientos y sesenta y dos. …Estuve yo a darles el hábito,.” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 36, 5

” A los principios casi siempre es después de larga oración mental, que de un grado en otro viene el Señor a tomar esta avecita y ponerla en el nido para que descanse.” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 18, 9

“Comenzando a poblarse estos PALOMARCITOS de la Virgen nuestra Señora, comenzó la divina Majestad a mostrar sus grandezas en esta mujercitas flacas, aunque fuertes en los deseos y en el desasirse de todo lo criado,” Santa Teresa de Jesús en Libro de las Fundaciones 4, 5

“Tenía razón y la tendrán todos de pedir alas de PALOMA!  Entiéndese claro es vuelo el que da el espíritu para levantarse de todo lo criado, y de sí mismo el primero; mas es vuelo suave, es vuelo deleitoso, vuelo sin ruido. ” Santa Teresa de Jesús en Libro de la Vida 20, 24

” Si durmiéredes entre los dos coros, las plumas de la PALOMA serán plateadas, y las postrimerías de su espalda serán del color de oro. Quiere decir que, si cerráremos los ojos del entendimiento a las cosas de arriba y a las de abajo (a lo cual llama dormir en medio) quedaremos en fe, a la cual llama PALOMA, cuyas plumas, que son las verdades que nos dice, serán plateadas; porque en esta vida la fe nos las propone oscuras y encubiertas, que por eso las llama aquí semblantes plateados” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 12, 4

“El 15 de octubre fue el día de la separación! De la alegre y numerosa familia de los Buissonnets no quedaban ya más que las dos últimas hijas… Las PALOMAS habían huido del nido paterno; las que quedaban hubieran deseado volar en pos de ellas, pero sus alas eran todavía demasiado débiles para poder emprender el vuelo… Dios, que quería llamar a sí a la más pequeña y débil de todas, se apresuró a desarrollar sus alas. Él, que se complace en manifestar su bondad y su poder sirviéndose de los instrumentos menos dignos, quiso llamarme a mí antes que a Celina, que sin duda merecía mucho más que yo este favor; pero Jesús sabía cuán débil era yo, y por eso me escondió la primera en el agujero de la roca.” Santa Teresita del Niño Jesús Historia de un Alma 1, 130

” El primer día del año 1888 Jesús me hizo una vez más el regalo de su cruz, …Monseñor había … había decidido que mi entrada no tuviese lugar sino hasta después de la cuaresma. No pude contener las lágrimas al pensar en tan larga dilación…. el arca santa la que negaba la entrada a la pobre PALOMITA….. Estoy segura de que debí de parecer poco razonable al no aceptar gozosamente mis tres meses de destierro, pero creo también que, sin parecerlo, esta prueba fue muy grande, y me hizo crecer mucho en el abandono y en las demás virtudes. ” Santa Teresita del Niño Jesús Historia de un Alma 1, 189

“El cual deseo y vuelo le impidió luego el Esposo, diciendo: Vuélvete, PALOMA, que la comunicación que ahora de mí recibes, aún no es de ese estado de gloria que tú ahora pretendes; pero vuélvete a mí, que soy a quien tú, llagada de amor, buscas; que también yo, como el ciervo, herido de tu amor, comienzo a mostrarme a ti ” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 13, 2

“Desde mi entrada en el arca bendita pensé siempre que, si Jesús no me llevaba muy pronto al Cielo, la suerte de la PALOMITA de Noé sería la mía; que un día, el Señor abriría la ventana del arca y me diría que volase muy lejos, muy lejos, .. Nunca olvidaré el 2 de Agosto de 1896; aquel día, …, se trató seriamente de la partida de la Madre Inés de Jesús. ¡Ah! yo no hubiera querido hacer ni un movimiento para impedir que partiese; sentía, sin embargo, una gran tristeza en mi corazón; me parecía que su alma tan sensible, tan delicada no estaba hecha para vivir en medio de almas que no podrían comprenderla; otros mil pensamientos se agolpaban en mi mente, y Jesús callaba, no mandaba¬ a la tempestad… Y yo le decía: Dios mío, por vuestro amor lo acepto todo; si lo queréis,…. Jesús se contentó con la aceptación, pero algunos meses después se habló de la partida de sor Genoveva y de sor María de la Trinidad; entonces se trató de otra clase de sufrimiento, muy íntimo, muy profundo; me representaba todas las pruebas, las decepciones que tendrían que sufrir; en fin, mi cielo estaba cargado de nubes… sólo el fondo de mi corazón permanecía en la calma y en la paz. ” Santa Teresita del Niño Jesús Historia de un Alma 1, 284

” Vuélvete, PALOMA, ….vuélvete de ese vuelo alto en que pretendes llegar a poseerme de veras, que aún no es llegado ese tiempo de tan alto conocimiento, y acomódate a este más bajo que yo ahora te comunico en este tu exceso, y es:   Que el ciervo vulnerado.” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 13, 8

“Pues como esta PALOMICA del alma andaba volando por los aires de amor sobre las aguas del diluvio de las fatigas y ansias suyas de amor que ha mostrado hasta aquí, no hallando donde descansase su pie, a este último vuelo que habemos dicho, extendió el piadoso padre Noé la mano de su misericordia y recogióla, metiéndola en el arca de su caridad y amor. Y esto fue al tiempo que en la canción que acabamos de declarar dijo: Vuélvete, PALOMA.   En el cual recogimiento, hallando el alma todo lo que deseaba y más de lo que se puede decir, comienza a cantar alabanzas a su Amado, refiriendo las grandezas que en esta unión en él siente y goza, en las dos siguientes canciones, diciendo:    CANCIÓN 14 y 15   Esposa   Mi Amado, las montañas, los valles solitarios nemorosos, las ínsulas extrañas, los ríos sonorosos, el silbo de los aires amorosos,   la noche sosegada en par de los levantes del aurora, la música callada, la soledad sonora, la cena que recrea y enamora.” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 14, 1

“Pues tornemos a nuestra PALOMICA  y veamos algo de lo que Dios da en este estado. Siempre se entiende que ha de procurar ir adelante en el servicio de nuestro Señor y en el conocimiento propio; que si no hace más de recibir esta merced y, como cosa ya segura, descuidarse en su vida y torcer el camino del cielo, que son los mandamientos, acaecerle ha lo que a la que sale del gusano, que echa la simiente para que produzcan otras y ella queda muerta para siempre. Digo que echa la simiente, porque tengo para mí que quiere Dios que no sea dada en balde una merced tan grande; sino que ya que no se aproveche de ella para sí, aproveche a otros. Porque como queda con estos deseos y virtudes dichas, el tiempo que dura en el bien siempre hace provecho a otras almas y de su calor les pega calor; y aun cuando le tienen ya perdido, acaece quedar con esa gana de que se aprovechen otros, y gusta de dar a entender las mercedes que Dios hace a quien le ama y sirve. ” Santa Teresa de Jesús en Libro de las Moradas 5M 3, 1

“La debilidad del natural teme sucumbir y prorrumpe en un grito suplicante: «Apártalos, Amado», es decir, aparta esos ojos tan deseados. Pero esta súplica no va en serio. El alma más bien ansia ser desatada de las cadenas que la sujetan a esta vida, a fin de poder entrar a gozar junto a su Amado. Mas aún no le ha llegado la hora. El «vuélvete, PALOMA » es una invitación que le dirige el Amado a volver a su existencia terrena. De momento tiene que contentarse con lo que acá se le da. Y que será, por cierto, algo que la hará inmensamente rica.” Edith Sten La Ciencia de la Cruz

“Cata que eres hermosa, amiga mía: cata que eres hermosa y tus ojos son de PALOMA. Y ella responde y dice: Cata que tú eres hermoso, amado mío, y bello; y otras muchas gracias y alabanzas que el uno al otro a cada paso se dicen en los Cantares. Y así, ella en la canción pasada acaba de despreciarse a sí llamándose morena y fea, y de alabarte a él de hermoso y gracioso, pues con su mirada le dio gracia y hermosura. Y él, porque tiene de costumbre de ensalzar al que se humilla, poniendo en ella los ojos como ella se lo ha pedido, en la canción que se sigue se emplea en alabarla, llamándola, no morena, como ella se llamó, sino blanca  PALOMA , alabándola de las buenas propiedades que tiene como  PALOMA y tórtola. Y así, dice:  CANCIÓN 34  Esposo  La blanca PALOMICA al arca con el remo se ha tornado; y ya la tortolica al socio deseado en las riberas verdes ha hallado. ” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 34, 1

“Paréceme que estáis con deseo de ver qué se hace esta  PALOMICA y adónde asienta, pues queda entendido que no es en gustos espirituales ni en contentos de la tierra: más alto es su vuelo” Santa Teresa de Jesús en Libro de las Moradas 5M 4, 1

“En esta descripción reconocemos la unión del amor que, según Santa Teresa y nuestro Padre San Juan, prepara el compromiso místico y el matrimonio. Es para el alma un estado completamente nuevo que aún no comprende. Ella busca al Amado ausente a través de la contemplación de las criaturas, pero no encuentra satisfacción en ello. Por lo tanto, hay una clara diferencia de los principiantes en la vida espiritual que disfrutan de las prácticas habituales de la piedad porque aún no han entrado en la noche de la contemplación. Una vez íntimamente tocado por Dios, el alma ya no encuentra descanso en otra cosa que no sea Dios. “¡Para los heridos de amor, no puede haber remedio que no provenga de quien lo hará!” Por esta razón, el alma herida va en busca del Amado y clama por él. “… irse … significa … dejar todas las cosas … y alejarse de ti mismo, al olvidarte a ti mismo, practicar por amor a Dios …” “■ El alma no puede hacer otra cosa excepto amar a Dios y ansiosamente quiere verlo. A este deseo, el Señor no puede resistir por mucho tiempo: el amor despertado por él lo lleva a demostraciones de amor sin precedentes: aparece de repente, levantando su alma hacia sí mismo en un vuelo rápido.” Edith Stein en Ciencia de la Cruz, pagina 190, 191

“Parece que hemos dejado mucho la  PALOMICA , y no hemos; porque estos trabajos son los que la hacen tener más alto vuelo.    Pues comencemos ahora a tratar de la manera que se ha con ella el Esposo y cómo antes que del todo lo sea se lo hace bien desear, por unos medios tan delicados, que el alma misma no los entiende, ni yo creo acertaré a decir para que lo entienda, si no fueren las que han pasado por ello; porque son unos impulsos tan delicados y sutiles, que proceden de lo muy interior del alma, que no sé comparación que poner que cuadre.” Santa Teresa de Jesús en Libro de las Morada 6M 2, 1

” Llama al alma blanca  PALOMICA por la blancura y limpieza que ha recibido de la gracia que ha hallado en Dios. Y llámala  PALOMA porque así la llama en los Cantares (2, 10) para denotar la sencillez y mansedumbre de condición y amorosa contemplación que tiene; porque la  PALOMA no sólo es sencilla y mansa, sin hiel, mas también tiene los ojos claros y amorosos; que, por eso, para denotar el Esposo en ella esta propiedad de contemplación amorosa con que mira a Dios, dijo allí también (1, 14) que tenía los ojos de  PALOMA ; la cual, dice:   Al arca con el ramo se ha tornado” San Juan de la Cruz Cántico Espiritual B 34, 3


“La blanca PALOMICA al arca con el ramo se ha tornado y ya la tortolica al socio deseado en las riberas verdes ha hallado.” San Juan de la Cruz POE 1, 33

“Y el Amado a su vez también está herido. «Porque en los enamorados la herida de uno es de entrambos, y un mismo sentimiento tienen los dos». Y se recrea y se alivia con el aire del vuelo de la esposa, a la que llama PALOMA , porque vuela alta y ligera en alas de la contemplación, y porque tiene un corazón cándido y amoroso.” Edith Stein en Ciencia de la Cruz, pagina 190, 191

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s