Espera y verás

Espera y verás…

Es una palabra oída en momentos de desconcierto, de búsqueda y no saber. Momentos en que el deseo de entregarme a algo estaba incandescente, sin saber hacia dónde dirigir mi energía, mis pasos. Esta palabra resuena especialmente en momentos de oscuridad cuando quisieras claridad y desde dentro se te invita a la confianza.

Ni seguridad, ni claridad, sino confianza.
Te fías de Otro más fuerte al que no conoces bien, no sabes si te alcanzarán las fuerzas; interiormente algo te empuja a decir sí.

“Señor, tú eres mi lámpara; Dios mío, tú alumbras mis tinieblas. Fiado en ti me meto en la refriega, fiado en mi Dios, asalto la muralla”. 

De modo que frente a la seguridad que pudiera asegurar mi vida, Él me ofrecía confiar y caminar. Una voz interior animaba a creer que Él estaría en el futuro incierto de modo insospechado y nuevo. No puedo explicar cómo esta confianza en el futuro se hace evidente y consoladora, pero puedo asegurar que pacifica, serena y empuja al riesgo de lo no conocido.

Miguel Márquez ocd

Voz: Jesus T. S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s