Subida al Monte: “Laudato Sí”

Oh bosques y espesuras plantadas por la mano del Amado!

Oh prado de verduras de flores esmaltado, decir si por vosotros ha pasado.

Juan de la Cruz constataría en estos tiempos que hay menos bosques, menos espesuras, menos prados de verduras de flores esmaltados, y aquellas maravillas, ¿qué tal, hoy, por estos sotos y riberas?

¿Adónde quedaron las majadas

que por el otero asoma?

 

¿La Tierra se ha unido al gemido,

junto al Amado?

Junto al árbol, asido a ello,

clamor del pobre,

adolece, pena y muere.

 

Fronteras fuertes,

montes pelados,

riberas, sin pescados.

¿No nos deja helados?

 

Aquellas mil gracias derramadas,

 con presura perdieron su figura,

dejando su hermosura,

entre una boina gris,

unas telas viejas,

sin remiendos,

ni enmiendas.

 

Ay, ¿Quién podrá sanarme?,

Decidme,

si nuestro canto de sirenas,

dejaron mudos los mensajeros,

atrapado el mar,

entre fuel y oil,

dejándonos muriendo,

adoleciendo,

con un no se qué,

que se no si se sabe,

si puedo algo,

importa o qué…

 

Apaga los enojos,

los malos humos,

el hacer destrozos,

mil fuegos, antojos,

todo es nada,

deshacellos,

y, sin tenerlos,

véante mis ojos.

 

¡Ay, cristalina fuente!

dejaste tus semblantes

ya fuera de mi alcance,

he de subir al monte

extender mil visados

 la plata, los cercados,

protegerlos. vigilarlos.

 

Ay, mi fuente,

natural espejo

de mi anhelo,

quiero mirar mi cambio,

el de los incontaminados ojos,

aquellos en ti dibujados,

por ti acabados,

de principio a fin,

 sin el color moreno,

que tanto en mi hallaste,

limpios en tu espejo,

cristalina fuente,

de tu pecho florido.

 

Vuélvete, paloma,

vuélvete para verte,

verte mientras me ves,

vente al otero, asoma

ya el ciervo vulnerado,

toma al aire fresco,

de tu vuelo,

las montañas,

los valles solitarios,

las ínsulas extrañas,

los ríos sonorosos,

el silbo de los aires amorosos,

el cerco se sosesiega

noche serena,

sin ser vista ni hallada,

qué bien se la fonte,

que mana y corre.

 

«La creación está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm 8, 19)

La Comisión Diocesana de Ecología Integral (CDEI), de la Vicaría para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación del Arzobispado de Madrid, ofrece el documento: “Cuaresma 2019, propuesta de camino de conversión a la luz de la carta encíclica Laudato Si’ y los mensajes del papa francisco”.

En defensa y custodia de nuestra Casa Común y de las personas que más padecen su deterioro:

  • Reflexiones del Papa Francisco desde la Laudato Si’ y desde otras intervenciones suyas sobre la contaminación y el cambio climático, el caso del agua, la pérdida de biodiversidad, el deterioro de la calidad de vida y la degradación social, la inequidad del planeta, la debilidad de las reacciones y la diversidad de opiniones.
  • Lecturas lecturas bíblicas del día.
  • Temáticas semanales en un formato de fichas independientes, sugerencias para la conversión y la acción personal y comunitaria.
  • Mensaje de Francisco para esta Cuaresma 2019.

Don Carlos Osoro, Cardenal de Madrid Cuaresma 2019 Comisión Diocesana de Ecologia Integral.jpg

El documento que se ofrece a continuación, puede descargarse aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s