EL MISTERIO ESCONDIDO

Dios contenía en sí mismo a la Palabra, aunque ella fuera invisible para el mundo creado, cuando Dios hizo oír su voz, la Palabra se hizo entonces visible; así, de la luz que es el Padre salió la luz que es el Hijo, y la imagen del Señor fue como reproducida en el ser de la creatura; de esta manera el que al principio era sólo visible para el Padre empezó a ser visible también para el mundo, para que éste, al contemplarlo, pudiera alcanzar la salvación.

El sentido de todo esto es que, al entrar en el mundo, la Palabra quiso aparecer como Hijo de Dios; pues, en efecto, todas las cosas fueron hechas por el Hijo, pero él es engendrado únicamente por el Padre.

Dios dio la ley y los profetas, impulsando a éstos a hablar bajo la moción del Espíritu Santo, para que, habiendo recibido la inspiración del poder del Padre, anunciaran su consejo y su voluntad.

La Palabra, pues, se hizo visible, como dice san Juan. Y repitió en síntesis todo lo que dijeron los profetas, demostrando así que es realmente la Palabra por quien fueron hechas todas las cosas. Dice: Ya al comienzo de las cosas existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios; por ella empezaron a existir todas las cosas, y ninguna de las que existen empezó a ser sino por ella. Y más adelante: El mundo empezó por ella a existir, pero el mundo no la reconoció. Vino a los suyos y los suyos no la recibieron.

” San Hipólito “

Beth es la segunda letra del Alefato Hebreo.

Después de la primera letra, Beth, la segunda letra, abierta a la primera.

María ya está en BETHLEHEM, y el Verbo a punto de tomar condición humana, hacerse carne, comunicarse en nuestro propio lenguaje, ser alimento del cual viva el ser humano, brasero que caliente las demás palabras, pues BETH es casa; y LEHEM es pan.

BETHANIA, es casa, el lugar donde vivían Marta, María, Lázaro. un lugar de amigos, de provisión, de frutos de resurrección, muy cerca de Jerusalen, camino a Jericó, donde aquellos dos discípulos iban de camino.

Bethesda significa casa de la misericordia, un embalse (Gr. kolumbethra, “una piscina”) con cinco portales, cerca de la puerta de las ovejas o de mercado

Betsaida, Bethsaida o Betseda (del hebreo/arameo: בית צידה, casa de pesca)

María visita a su prima Isabel, la cual reconoce, por el fruto que lleva dentro, que María lleva una bendición entre todas la que más puede llevar una mujer.

Que hace llevar su estado, aunque no tenga buena posada, haya tenido un viaje largo, desde Nazaret, y pronto haya de hacer las “maletas” e irse a otros lugares, como sin casa, sin hogar, huir.

No me extraña que el fruto de sus entrañas llevara entrañas de misericordia, que de camino a la casa del padre eterno, fuera a otras casas, como la de Zaqueo, que era bajito, la de Mateo que era señalado por otros, la de ricos y pobres, recomponiendo el Hogar Humano, por la fe, la esperanza, su amor, para que sea nuestro y amemos como él, que es tan sencillo como el misterio de Dios con nosotros envuelto en pañales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s