CRÓNICA BURKINA

– Dedugú 10-16 octubre 2018

25 Burkina OCD (Photos)

Día 11 jueves

Emprendemos viaje a Burkina para celebrar los 25 años de nuestra misión en África del Oeste. Vamos en la expedición Espirindio, uno de los tres fundadores (con Eloy y Enrique Lasa) y viene también Sergio Marqueta que consolidó la fundación y le dio impulso. Cargados de encargos y maletas, dos cada uno, convenientemente envueltas en plástico. Nos lleva Miguel al aeropuerto. Salimos de Madrid a las 19.30 del día 10 de octubre de 2018. Casablanca a las 20.30 y salimos a las 23.00 hacia Ouagadugú donde llegamos a las 2.15 de la madrugada.
Un grillo de potente sonar nos recibe al llegar. Soldados serios y bien plantados hacen los controles. Nos espera Jean Baptiste el formador de los teólogos sonriente. Vamos a dormir al centro de los hermanos de la Sagrada Familia, Centro de Acogida Nuestra Señora de Loreto. Dormimos unas 4 horas.

Desayunamos a las 7.30
Nos encontramos en la hora del desayuno a Gorka Echeveste de Hondarribia y a José Luis Valencia de Getafe, que hacen la ruta de Madrid Getafe a Suráfrica Kptown Ciudad del Cabo. Han hecho Argentina – Alaska. Y también Madrid – Xian, ruta de la seda, donde los guerreros terracota. Charlamos animadamente con ellos y nos deseamos suerte mutuamente.

Emprendemos el camino de Ouagadugú a Dedugú, unas tres horas y media. Por una carretera llena de gentes y niños que venden, caminan y van y vienen en bici y a pie. Pasando por koudugú donde dejamos las piezas del embrague de la furgoneta en el mecánico ‘La Amitie’.

Con la conducción suave de Jean Baptiste vencemos la inclemencia del agujereado asfalto. Nos reciben los novicios en Moundasso: Loïc, Hervé, Jean Luc, Celestin y Fabrice. También el cocinero Daniel al que decimos, en broma, que nos tiene que dar también sus informes sobre los novicios. Un grupo muy rico y motivado. Vamos saludando a los hermanos: Florent el prior y maestro, Germain y Dominique. Se acercan William Bicaba y Elisé que están en la otra casa de Dedugú, y en estos días están de reuniones de programación pastoral con el nuevo obispo de la diócesis.

Tenemos mucha hambre y agradecemos el don de los alimentos. Descansamos un rato largo y celebramos la Eucaristía, preside Espiri en francés y agradecemos estar aquí y poder brindar juntos por estos años de la misión en Burkina y en los demás países de Africa Occidental. En la homilía Espiri nos canta en francés una canción que dice ‘llama y se abrirá Su corazón’ y nos explica qué significa para él. Nos unimos a la oración de la tarde, Silencio, Vísperas y Completas. En la cena saludamos a Emile que lleva una semana aquí en Dedugú predicando el retiro a los hermanos que se preparan para profesiones y ordenación. Cena y descanso. Antes en la sobremesa nos presentamos y Sergio y Espiri van contando sus recuerdos de aquellos primeros años. Se les ve muy contentos de estar aquí estos días.

El sonido de la noche es sobrecogedor. Esta tierra está llena de vida.

El día ha sido muy cansado. Pero lleno de emociones y promesa de mayores emociones. En tus manos, Señor, ponemos a estos hermanos nuestros. Llévalos tú, afiánzalos en la convicción de tu fidelidad amorosa sobre ellos frente a toda decepción y dificultad. Hazlos fuertes y humildes instrumentos tuyos para esta tierra ardiente y sedienta. Gracias por esta misión y por cada uno de estos buenos hermanos. Cuídalos.

Día 12 Viernes

Tocan diana a las 6.00 Aquí son dos horas menos que en España. Celebramos la Eucaristía a las 6,30 con laudes; preside Jean Baptiste maestro de estudiantes, que es Burkinabe de Safané. Seguido, la oración silenciosa en este ambiente de tantos sonidos de naturaleza, no se hace difícil recogerse. Al terminar la oración fuera de la capilla tiene lugar una costumbre muy fraterna, se saludan y abrazan todos a todos deseándose un feliz día. Después del desayuno se programa el día. Yo me reservo tiempo para preparar la homilía de mañana. Pero antes voy a visitar, en el bosque, el cementerio de las hermanas de Moundasso para hacer memoria de las que aquí reposan: Lea Dominique + 24-4-2004 Burquinabe y María Victoria, de Alquerías + 23-6-2013. Dios las tenga en su paz y velen por nosotros, sus hermanas y hermanos…

Encuentro a Espiri y a Sergio sentados en el jardín, conversando sobre los recuerdos de los primeros tiempos en Burkina, compartiendo las anécdotas y el espíritu que les animaba y les hizo emprender la misión a Espiri y continuarla a Sergio.

Vamos a visitar a los hermanos de la otra casa en Dedugú y los encontramos con todos los preparativos para recibir a las familias de los que profesan y se ordenan. Saludamos a sus padres y a los frailes que han ido llegando: Alain, Wilfried, Roger, Bertrand, David. Visitamos toda la casa y el centro Edith Stein para estudiantes. Espiri y Sergio se quedan muy sorprendidos de las reformas y de los cambios. Me explican el hermoso significado del altar de la capilla con la Subida del Monte Carmelo, las formas de regar el huerto y las Moradas. Muy original. El artista esculpió a mitad de la subida del Carmelo una fuente para descansar por más que Espiri le dijo que no había descanso a mitad de camino. Y para las Moradas reflejó seis chozas de aquí y en medio el granero como morada central por ser la principal estancia. Vamos saludando a familias y amigos. A Helene que atiende el centro Edith Stein y que saluda a Sergio con mucha alegría. Las cosas y lugares que recordaban bien y lo mucho nuevo construido y reformado. Sergio y Espiri felicitan, felicitamos a los hermanos por el buen trabajo hecho en estos años. Ha venido una joven que nos ha tomado medidas para hacernos una camisa de las de fiesta con el estampado de los 25 años. Será simpático vernos pasado mañana vestidos para la ocasión.

Regresamos para comer a Moundasso y encontramos a Javier Abril y a Euloge recién llegados de Lomé, un viaje de 20 horas en autobús. Nos alegramos mucho de saludarles. Se van a descansar de la paliza que traen.

La tarde se nos va en descansar y yo en hablar con Emile toda la tarde hasta la hora del rosario a las 18.00. Hablo con Emile de la Delegación, de los hermanos, de los proyectos, de la economía, etc. Intenso compartir. El rezo del rosario es momento muy entrañable de oración a María ofreciendo los misterios por la ocasión que nos reúne. Que María vele por toda esta buena gente.

Sigo el resto del tiempo preparando la homilía de mañana para que la traduzca Jean Baptiste. En la cena seguimos saludando hermanos y familia que llegan. El prior y otros hermanos no regresan, están preparando la celebración hasta muy tarde y recibiendo a los hermanos que llegan.

Nos sentamos muy n medio del patio a un rato animado de recreación con los novicios. Y se van a descansar. Cuando llega JB dedicamos todavía una hora y media para traducir la homilía de mañana. Agradezco mucho su esfuerzo después del cansancio del día. Lo hace con mucho esmero.

Mañana es un día hermoso de entrega de Dos hermanos. Un regocijo grande para todo el Carmelo. Dios es bueno con nosotros y nos regala hermanos entusiasmados y llenos de vida. Que nos contagien y hagan florecer la viña del Jardín del Carmelo. Gracias Señor.

Día 13 Sábado

Amanece el día lleno de sonidos de naturaleza viva. Oración, desayuno y expedición hacia la parroquia Stma Trinidad para la celebración prevista para las 9.

Llegamos a la parroquia que está rebosante de fiesta y de animación. La gente nos saluda con mucho afecto. Algunos reconocen con mucha alegría a Espiri y a Sergio. Pero el que se lleva grandes abrazos es Javier (hace solo un año que dejó Dedugú, después de pasar aquí unos 20 años).
Van llegando frailes de varias congregaciones y sacerdotes diocesanos. Todo está dispuesto. David y Bertrand con capa blanca y cara seria se dejan fotografiar por los hermanos.

La iglesia no está llena de gente hoy pero sí de vida. Destacó de la celebración la liturgia exquisitamente cuidada hasta los detalles mínimos. El maestro de ceremonia William Bicaba lo hace excelente y le siguen dóciles los servidores del altar serios y reverentes. El coro, como siempre, extraordinario, animando con entusiasmo y con canciones tan vivas acompañando canción con danza y gritos de alegría.

Acojo emocionado la profesión de David y Bertrand. Sobrecoge siempre la entrega de la vida de los hermanos, como un milagro de donación que solo se explica si Dios enamora y conquista nuestra vida, ayudando a superar tanta dificultad.

Os dejo el final de la homilía como fue pronunciada:

Frérès David et Bertrand: Merci à tous ceux qui vous ont accompagnés, vos familles, parents et amis. Merci spécial à vos formateurs et à vos supérieurs, pour leur dévouement, leur patience et leur aide qui vous ont permis de grandir. On ne saurait être assez reconnaissant pour le travaille accompli. Chers frères David et Bertrand: votre plus grande gratitude envers les formateurs est que vous continuiez à vous former et que vous continuiez à vous laisser former par chaque homme ou chaque femme que Dieu met sur votre chemin. Chacun d’eux sera parole de Dieu et une lumière dans la nuit … Chers Bertrand et David, MERCI ET EN AVANT, COURAGE ET HUMILITÉ, FIDÉLITÉ ET SIMPLICITÉ … Que la Vierge Marie vous prenne par la main et vous conduise toujours à la Fontaine de la Vie, au cœur de Son Fils. Puissiez-vous être Jésus dans votre vie, pour tant de personnes qui ont soif de Dieu.

Al final los agradecimientos de parte de la parroquia, el recuerdo de la historia de estos 25 años de vida entregada, agradecimiento de Bertrand en nombre de los dos arrancando los aplausos y la aclamación de la gente al saludar en Diulá la lengua nativa. Agradezco en nombre de la Provincia y de la Delegación el cariño de la gente y la vida y el ambiente de familia que se respira, de Fe viva y de esperanza cuando nos sentimos en comunión. La celebración tiene un momento en la acción de Gracias emocionante con la iglesia en pie. Un grupo de niñas vestidas y pintadas de fiesta danzan llenas de alegría delante del presbiterio. Las mujeres bailan al modo africano sin ninguna timidez como sacando de dentro un profundo agradecimiento. Me conmueve pensar en las dificultades y problemas de estas gentes y en la forma de celebrar y romper el cerco de los pesares con la canción y la danza que abre la vida a la esperanza, eso es la liturgia.

Al final me hacen un obsequio. Un panel enrollado grande con los rostros de todos los miembros de la Delegación y todos los frailes que han pasado por aquí estos 25 años. Un detalle hermoso. No nos olvidamos de los hermanos que están ahora fuera de la Delegación en servicio o estudiando: Gérard en Nairobi (Estudiando inglés y desarrollo de proyectos, Mathieu en Roma (Recién entregada la tesis en biblia), Festus (recién defendida la tesis doctoral en Burgos), Víctor (Ayudando en Arturo Soria – Madrid y recuperándose de una operación), Alphonse (estudiando psicología en Comillas) y Bernard (en e CITeS, España). Va para ellos nuestra cercanía y afecto. También todos los que no han venido por cuidar y sostener las casas en Lomé y Abidyan.

Y la celebración de mañana que será mucho más multitudinaria y sentida, porque son cinco ordenandos.

Al terminar la celebración la comida para una gran cantidad de gente muy bien organizada y servida. Después descanso y en la tarde un gran concierto en la iglesia como homenaje a los 25 años de la misión. Finalmente vamos todos a cenar a la casa de Dedugú con todas las familias y amigos que se hospedan aquí. Se nota en cansancio al final de un día intenso y la emoción contenida por el día que se avecina mañana. Vamos a descansar para estar bien despiertos al día siguiente.

Día 14 Domingo

El día de hoy no es fácil de describir, ni contar. Realmente un día único e inolvidable. Hemos rezado en la mañana las laudes y desayunado con algunos de los familiares hospedados aquí y hemos ido saliendo repartidos en los coches hacia la parroquia. Hoy hay verdadera multitud en fiesta y un numerosísimo grupo de sacerdotes y religiosos que concelebran, religiosos y religiosas de distintas congregaciones. Gran espíritu de familia. Mucha gente fuera de la iglesia en los alrededores. Los sacerdotes se revisten en la sacristía o en la calle. Observo desde la sacristía en las traseras de la parroquia el humo que viene de unas grandes ollas donde las mujeres en grupos preparan la comida para todos los invitados. Sorprende que den de comer a tanta gente, y todo esté a punto para cuando termine la celebración. Saludamos al obispo Mons. Prosper, que es simpático y agradable, recién elegido hace unos meses, en julio. Muy accesible y conversable. Estudió seis años en Roma, hizo su tesis en psicología, y tomó el escapulario del Carmen, y nos dijo que había sido terciario carmelita, y se planteó entrar en la Orden.

Comenzamos la celebración. Hay muchos sacerdotes concelebrando venidos de muchos sitios, también los padres calzados de Bobo-Dioulasso, calculo unos cien concelebrantes. La celebración durará al fin tres horas y media, con animación musical y danzas sin prisa. El obispo agradece nuestra presencia y hoy se hace mención más específica todavía de los 25 años, con el presbiterio adornado para la ocasión, el escudo carmelitano y la mención a las bodas de plata. Vuelve a sorprender la exquisitez con la que está preparada la liturgia, y el papel de cada servidor del altar, cada uno con su función y muy armonizados. La llamada de los candidatos es un momento muy bello, van siendo llamados y se acercan desde atrás de la iglesia, acompañados de sus padres, mientras el coro canta.

Presento, como superior mayor a los ordenandos y reafirmo ante la pregunta del obispo que los consideramos dignos y que según el parecer de los que les conocen bien les dan su confianza para ejercer el ministerio y servir al altar como diáconos y sacerdotes.

En la homilía el obispo resalta que es un año de muchas gracias este del Jubileo de la fundación de la misión, un año de gracia que nos ha concedido el Señor a nuestra Iglesia-familia: ordenación episcopal, ordenaciones sacerdotales, jubileo de las Asociaciones familiares católicas, profesión de votos solemnes y ordenaciones diaconales y presbiterales. Nos felicita especialmente por la obra de evangelización que hemos realizado y seguimos realizando con el pueblo. Tiene un reconocimiento especial para el padre Javier Abril por su labor en la parroquia durante estos años pasados. Menciona a Elías, a Santa Teresa y a San Juan de la Cruz. Como carmelitas les invita, nos invita a entender, escuchar y observar la Palabra de Dios. Tiene al final un recuerdo para las carmelitas y nuestro convento de Moundasso, que desea pueda ser instaurada de nuevo la vida contemplativa en la diócesis, lo expresa como una verdadera necesidad.

El rito de la ordenación lleno de pausa y vivido momento a momento resulta muy emocionante, precioso el canto de las letanías. Me sobrecoge y emociona siempre imponer las manos a los ordenandos, y ver a todos los sacerdotes con tanto silencio y respeto invocando al Espíritu con las manos extendidas… ¡Ven, Espíritu Santo, sobre estos hermanos nuestros y acompáñalos siempre, siempre! No los dejes de tu mano. Los recién ordenados concelebran y participan por primera vez con emoción.

La comunión se distribuye calculamos que para más de 800 personas. Me sorprenden mucho la devoción con que comulgan, con tanto respeto y las manos de la gente, también de las mujeres, muy grandes, alargadas y curtidas, como para sostener el mundo.

La danza de acción de gracias es un momento pletórico de alegría. Los tres ordenados son traídos a la nave central para iniciar una danza que recorre toda la iglesia mientras el coro canta rebosante de alegría. No hay palabras para describir este momento. Los ordenados también danzan terminado el recorrido sobre el presbiterio.

El final de la celebración es el momento para los agradecimientos y recuerdos. Habla un responsable de la parroquia, habla el padre Espiri que hace un recorrido y memoria por los años en que se llegó a Dedugú, sus recuerdos y anécdotas, su experiencia y las dificultades y esperanzas de la primera hora. Habla el padre Emile agradeciendo a los frailes de la provincia de Aragón-Valencia y ahora Ibérica de Santa Teresa.

Al salir saludamos a multitud de gente que espera fuera y que quieren estrechar las manos unos de otros. La comida en el mismo lugar de ayer y con mucha más gente, perfectamente ubicada y con voluntarios que al llegar te conducen al sitio que te corresponde. Durante la comida conversación amena con el obispo Prospere, muy simpático, que dice que beberá lo mismo que yo y me pone en un aprieto… al final dos cervezas.

El día termina con sensación de gozo grande y de agradecimiento profundo. Realmente se siente la alegría del Don de Dios en la persona de los hermanos que acaban de ser ordenados. Les confiamos a Dios, y deseamos que perseveren de día en día enamorados y conscientes de la hermosa responsabilidad y tarea que se les ha encomendado, el tesoro que llevan en vasijas de barro.

Día 15, lunes

En la mañana, muy temprano, cuando terminamos de rezar laudes de la solemnidad de la Santa, salimos para encontrarnos con el obispo Prosper Bonaventure Ky en el obispado. Hemos comprobado el día anterior su sencillez y espontaneidad. Acudimos Emile, Sergio, Espiri, Florent y un servidor. Estamos con él una hora conversando tranquila y relajadamente sobre nuestra presencia en Dedugú, cómo agradece que estemos aquí y que considera muy oportuna y fructífera nuestra labor desde que vinimos, fue un regalo de la providencia. Nos anima a seguir en esta línea. Y nos recuerda que es un deseo y una necesidad la presencia de la vida contemplativa en la diócesis. Hablamos de muchos temas diocesanos y de evangelización y nos dice que hace mucha falta la oración y la espiritualidad, para sembrar bien el evangelio. Nos despedimos, le regala Emile la revista Ecos Africanos, que agradece mucho.

Mientras en Ávila, Alba, Malagón clausuran el año jubilar con tanta emoción y multitudinaria presencia, aquí celebramos la fiesta de la Santa con unos cuantos padres y familiares de los ordenados, en la pequeña capilla de Moundasso. Preside Roger Ilboudo Dieudonné y predica David Kaboré. Asisten los frailes de las dos casas y los que todavía están por aquí antes de partir a sus comunidades de Lomé o Abiyán. En la homilía David recuerda que en la de su profesión dije que los carmelitas queremos conquistar la libertad interior y que procedemos de antiguos guerreros que dejaron las armas. Y él dice que nuestra principal tarea es ser cardiólogos, de los que auscultan el corazón y escuchan lo que pasa dentro, que debemos ser sobre todo de los que saben acompañar el interior y curar. Una hermosa idea.

Termina la celebración y Roger agradece en nombre de los ordenados, especialmente que hayamos querido celebrarlo con ellos viniendo desde España, agradece también a Emile y a la Delegación.

Yo también agradezco a los ordenados, por su sí, también les pido perdón por lo que no hayamos hecho bien y por nuestras pobrezas y errores, que ahora que son diáconos y sacerdotes, nos perdonen y nos enseñen a servir, y nos ayuden a construir la Delegación, con la sabiduría de todo lo aprendido. Agradezco a las familias, les digo que somos una sola familia con ellos. Y agradezco a la Delegación por el trabajo de estos días, a los novicios que tanto se han desvivido, a Florent, Emile, Elisé… todo el trabajo bien hecho. Agradezco a Sergio y a Espiri la compañía y el haber participado de esta fiesta tan sentida, que nos dispone para trabajar y luchar unidos. Les recuerdo la felicitación de los hermanos que están fuera de la Delegación, Mathieu, Gérard, Festus, Víctor, Alphonse, Bernard, y de todos los que han pasado por la Delegación, de Pascual y de todos los demás. Felicitaciones del padre general Saverio.

Comemos y vamos despidiéndonos. Agradecimientos y discursos de despedida. Espiri recuerda en la comida emocionado a su madre y el sacrificio de la entrega del hijo que se fue lejos, y cómo permitió este sueño la entrega de una madre.

Por todos los que hacen posible el trabajo de la misión, los que son más visibles y los invisibles constructores de la verdadera misión, la de sembrar sin esperar, la de animar y alentar desde lejos o de cerca, desde la contemplación, la oración, y desde el trabajo a pie de calor sofocante y caminos polvorientos, o desde la noche de la fe. Gracias a todos hermanos y hermanas por seguir siendo misioneros. No os olvidéis de estos hermanos recién bautizados en el sacerdocio y el diaconado, para que sean buenos pastores y buenos carmelitas y nos enseñen a serlo, y también por los novicios y demás formandos, que son una hermosa promesa. Y todos nos enseñen y empujen a ser lo que Teresa sueña para nosotros, lo que Dios nos pide y que nazca el Carmelo que ha de nacer.

Día 16, martes

El 15 por la tarde salimos hacia Ouagadugú, viaje largo y penoso, lleno de baches y altos en la carretera, conducidos por la mano hábil de Germain, al que agradecemos el esfuerzo. Nos dice que lo hace con gusto y que no le cansa. Después de unas cuatro horas llegamos a la capital, y dejamos a la familia de Roger en su casa, por caminos horribles. Muy agradecidas las despedimos (la madre y la hermana de Roger) y la sobrina de Jean Baptiste. Vamos a saludar a las hermanas de la Consolación que nos reciben muy amables y nos dan cena y conversación. En el aeropuerto esperamos unas dos horas y media y emprendemos nuestro regreso. Gracias a la memoria de Sergio nos avisa que con el billete se puede solicitar a cargo de la compañía aérea en estos vuelos un hotel por las horas entre vuelo y vuelo, y todo resulta de lo más cómodo, con desayuno, comida y cama por unas horas que nos saben a gloria bendita. Además el hotel se llama Relax. Y después de comer nuestro vuelo a Madrid, para seguir con la tarea, llenos de agradecimiento y con el alma muy enseñada de las gentes que nos han acogido y nos han dado una lección de cómo celebrar la vida.

Mucho que trabajar, mucho que orar, mucho que seguir sembrando. Mucho que agradecer a todos los que habéis dado vida a esta misión durante estos 25 años. Para todos vosotros y todos aquellos hermanos y hermanas, un abrazo lleno de ánimo, de empuje y de reconocimiento y que María os siga sosteniendo y arropando en la misión del presente, donde Dios nos pide dar la vida.

Fr. Miguel Márquez ocd
16 de octubre de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s