Tú y el mar

Como nadando, abandonada al agua fresca del mar. O mejor que si nadara: flotante en ondas firmes, en ondas fuertes, en la inmensa ola azul que se juntara con otra inmensa ola azul hasta los cielos. Así, en tu mano, igual que en el mar, en la mano tuya: abierta, infinita mano, ilimitada, que sostiene…