San Francisco y los Pajarillos

.   Va el apóstol del Amorpor una selva de Italia:el amor que por Jesússiente, no cabe es su alma,y se esparce por las flores,pinos y robles abraza. Es serafín desterrado,sufre divina nostalgia.Juguetones pajarillos,siempre alegres lo acompañan. Al bendecirlos Franciscojunto a un roble se apoyaba.Los que juegan por los vallessaltaban de rama en rama;los que…